Scones de espelta y nata

Scones de espelta y nata

Si lo que quieres es seguir comiendo rico pero más sano, es hora de meter las manos en la masa, te soy sincera: a menos que tengas un chef exclusivo para ti en tu propia casa y que este te cocine sano, no hay otra manera que cocinarlo tú mismo.

Sabes que me gusta informarte, si viste el video “el fraude del pan o desayunos y meriendas infantiles, conoces por la situación alimentaria engañosa en la que estamos inmersos junto a nuestra familia.

Pero tambien, me gusta darte soluciones y por eso me esmero para darte recetas como la de hoy, con la cual pretendo que sigas comiendo rico, pero que sea sano y tan fácil de hacer que te cueste más coger el coche para ir al supermercado, llegar hasta la estantería en donde está la bollería, (de hecho parte de la estrategia de marketing del supermercado, es a menudo cambiarte de lugar las cosas, te diste cuenta de eso?, simplemente para que te recorras todo el súper y pases por lugares que no tenias pensado y termines comprando cosas que no te hacían falta), hagas la interminable cola, aunque sea en la caja rapida, y regreses a casa.

Así que ese es mi cometido y con ésta receta, juro que lo cumplo 🙂

Y ya sabes que cuando enciendo el horno no es para un puñado de galletas, con ésta receta te saldrán unos 50 scones!!!

Ingredientes

600 gr harina espelta blanca
100 mantequilla ecológica o margarina (s/aceites hidrogenados)
100 gr queso para rallar (yo usé de coco) es opcional, lo puedes eliminar o sustituir
100 ml nata vegetal de soja
2 huevos grandes re felices
50 ml leche vegetal (yo usé de arroz)
1 sobre polvo de hornear
Sal sin refinar

Procedimiento

  • Colocar todos los secos en el bowl de la amasadora y agregar la mantequilla o margarina.
  • Unir todo ya se con las manos o un cornet (espátula dura de repostería), hasta logar una textura de arena (arenado).
  • Incorporar el queso rallado, mezclar bien.
  • Agregar los huevos y la nata vegetal. Unir con la pala de la amasadora o con las manos, pero no amasar, solo unir. Debe quedar una masa homogénea, no blanda. Si es necesario ir agregando la leche de a poco, hasta obtener dicha textura.
  • Estirar con el palote hasta un espesor de medio cm. y cortar en la forma que más te guste, yo usé un cortante más bien pequeño, recuerda que en el horno van a crecer.
  • Puedes pintar la superficie de los scones con la leche o con huevo batido.
  • Precalentar el horno y cocinar a 180ºC durante 20 minutos, hasta que apenas se dore la superficie, sino quedan muy secos.

Nota: para disfrutarlos siempre como recién hechos, te sugiero que el segundo día los conserves en la nevera y unos minutos antes de comerlos, los calientes en la plancha o sobre la tostadora de pan (no adentro).

Tambien son ideales para congelar.

La textura es encantadora, son livianos y quedan como capas hojaldradas, por ello es importante no amasar, sino simplemente unir los ingredientes.

Además, los puedes rellenar tipo bocadillo, ya sea dulce o salado.

¡¡Quedan deliciosos y a los niños les encanta!!

Encuentra más recetas como éstas aquí y comienza el verdadero cambio con desayunos, meriendas y snacks para llevar al cole, sanos, ricos y fáciles.

portada COMIDA NIÑOS FUERTES

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *