Una Familia sostenible

Somos una Familia

Que ha decido ser independiente, autosuficiente, remendar nuestra huella ecológica y por sobretodo vivir una vida saludable. Trayendo al presente, el pasado de la vida sustentable; o sea cuando lo éramos sin saberlo.

Ser autosuficiente, sustentable o incluso saludable parecen términos imposibles de usar en nuestra presente vida cotidiana, ya que se cree que uno tiene que vivir en un campo con cientos de hectáreas, o debajo de un árbol, o quizás que comer ecológico es sumamente inaccesible. Nosotros desde nuestro lugar, hemos dejado todo, nuestro país, trabajo, entorno, lugares que frecuentábamos, estilo de vida, incluso hasta el coche, hace tres años vamos en bicicleta!

Somos Matías, Verónica y Sahara, juntos conformamos una maravillosa familia aventurada en mejorar nuestro pequeño gran mundo; la familia y todo lo que nos rodea.

El cambio más importante que hicimos, fue recuperar nuestra soberanía en la alimentación, la salud y en la vida en general. Volvimos a elegir que consumir y en que cantidades. Dónde y cómo curarnos. Al recuperar todo esto, nos hemos independizado aun más del sistema y empezamos a dejar de sobrevivir para empezar a vivir!

Como lograr esa independencia?

Con un poco de creatividad y la mágica herramienta: Internet!

  • Comprando materia prima, en vez de productos refinados y ultra-procesados. Elaboramos nuestra propia comida; panes, pastas, galletas, conservas, yogures, etc.. Incluso productos de aseo personal y limpieza: pasta dental, shampoo, gel de ducha, crema hidratante, jabón para la lavadora.
  • Restaurando y reciclando muebles.
  • Cultivando nuestras propias verduras, en macetas en el balcón, intercambiando con otras personas. Consumiendo productos vivos, de proximidad, artesanales…
  • Reduciendo el consumo plásticos y bolsas.
  • Ahorrando energía, con los electrodomésticos, usándolos en horarios de tarifa reducida y  apagándolos cuando no se usan. Disminuyendo el uso de calefacción y aire acondicionado.
  • Recuperando la intuición, el poder de elección. Cambiando los lugares en donde compras tu comida, ropa, muebles…
  • Produciendo y consumiendo los productos que necesitamos con responsabilidad y conciencia, tratando de causar el menor daño posible tanto a nosotros mismos, como a los demás seres vivos  y al medio ambiente.
  • Participando de manera activa en la sociedad, en alguna ONG o asociación, firmando peticiones, donando tiempo o incluso dinero, en causas comunes a tus intereses.
  • Deshaciéndote de la TV!
  • Optimizando el tiempo, dedicándolo a cosas productivas.

 

“No creas nada de lo que leas o escuches, incluido este artículo… Investiga y pruébalo tu mismo!!”

 

Que se necesita para empezar un cambio de vida?

Creo que eso varía en cada persona, pero si me parece que es fundamental la toma de conciencia. Algunos comienzan por las enfermedades, la disconformidad con la vida o con el sistema.

Sentir que siempre te falta algo o que cuando logras ese algo ya estas detrás de otra cosa y así sucesivamente, girando en círculos. Pierde el miedo a salir de la zona de confort. Vivir en la medida de lo posible el presente.

Defiende tus derechos, recupera el poder de la elección verdadera, la soberanía. Consume de manera responsable, conocer las consecuencias te hace ser libre! Anímate a hacer cosas que nunca hiciste en tu vida, cambia de profesión o conviertela en tu verdadera vocación. Desapégate de todo lo que puedas, pasado, personas, país, comida, ropa, coche…

Perdónate a ti mismo y a los demás. Entiende que todos somos diferentes y que cada uno aprende como puede. Abre el corazón a lo nuevo. Se consciente de que nuestras decisiones y elecciones nos afectan a nosotros y a los demás. Comprende que todo está relacionado, la alimentación con la salud, la naturaleza con los pensamientos, los traumas de la infancia, la infelicidad, el estrés laboral, la cajera del supermercado… todo y todos estamos conectados. Deja de quejarte por todo y echar culpas de tu situación al gobierno, tu familia, tus vecinos, la sociedad y ponte manos a la obra! Cumple tu rol, tu papel, ubícate en tu lugar no en el que te dijeron que debías estar. Vive tu propia vida, no la que quisieron tus padres, abuelos, sociedad, cultura, etc. Anímate a ser tu propio maestro!

Cuáles son las mayores ventajas?

  • Tener buen humor, mucha energía. Vivir más relajado, los niveles bajos de estrés son más gestionables.
  • Sentirte pleno, disfrutar de las pequeñas cosas, de las aventuras y sobretodo compartir la vida con la familia, los niños necesitan pasar tiempo junto a los padres y que ese tiempo sea de calidad. No basta con levantarlos por la mañana darles el desayuno a las corridas, dejarlos en la escuela, recogerlos por la tarde, entre los dibujos y la tablet, ya es hora del baño, a dormir y así sucesivamente. Habernos liberado de ese ritmo de vida vacio, lleno de obligaciones y responsabilidades para grandes y chicos, realmente no tiene precio.
  • No tener jefes ni horarios que cumplir, es una gran ventaja.
  • Elegir como vivir, donde, en qué país, ciudad o zona. Qué comer y dónde hacer la compra. Disfrutar del dinero que viene a ti.
  • Cumplir tu misión de vida, en lugar de un objetivo socio-económico.
  • Aprender a perdonar, aceptar y desapegarse de la zona de confort, personas, trabajos, casa, coche o traumas, etc.
  • Dejar de ser víctima de la vida, la familia, la política, la economía, las enfermedades, etc.
  • Recuperar la elección de cómo vivir, la independencia y la intuición.
  • Sentir que al fin estás en tu propio camino y que todo se ordena en tu vida, hasta aquello más simple, doloroso o traumático, cobra sentido. Todo tiene un significado.
  • Reconectarte con tu propia esencia
  • Ahorrar dinero
  • Menor consumo de energia electrica
  • Generar menos residuos
  • Contribuir a mejorar el clima y la huella ecológica
  • Mejorar la calidad y condiciones laborales de miles de personas
  • Erradicar la explotacion de niños y mujeres
  • Reactivar la economía local

 

“Si nosotros pudimos, tú también! No hay excusas! y si aún tienes alguna, cuéntamela quizás pueda ayudarte”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *