5 Tips para que tus hijos coman verduras

5 tips para que tus hijos coman verduras

Muchos niños rechazan las verduras o solo aceptan de buena voluntad patatas, zanahorias y tomates. Pero claro está, que no se puede vivir solo de eso.

Las verduras nos aportan micronutrientes esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo, como vitaminas y minerales, además de antioxidantes y fitonutrientes. Refuerzan el sistema inmunitario y además nos aportan fibra, indispensable para mantener un intestino saludable.

Existe una amplia variedad de verduras, frutas y hortalizas, y limitarnos solo unas cuantas, a mediano y largo plazo traen serias consecuencias en la salud. Pero generalmente no lo asociamos con una alimentación deficiente en alimentos de origen vegetal.

Niños que mes por medio (con suerte), pasan por reiteradas visitas pedíatricas, tanto en consultorio como en urgencias, sea por un resfriado, catarro o un virus intestinal. Los que van a la guardería pasan semanas en casa, porque “se lo prenden todo”. Y el consuelo siempre es el mismo: se está inmunizando.

La nutricion, el gusto y las preferencias alimenticias inician cuando el niño está en el vientre materno. Entonces, si la madre comía poca verduras o prefería solo algunas de ellas, ¿adivina qué? Sí, el niño también lo hará.

Los padres que se ven inmersos en la problemática de “a mi hijo no le gustan las verduras”, suelen tratar de introducirlas en croquetas, envueltas en alguna masa o en purés, con tal de que se la coman, sin embargo eso empeora un poquito más la situación, porqué no puede comer siempre verduras así: llenas de aceite, o hervidas, camufladas en alguna preparación.

Terminan dándoles solo aquello que aceptan y con el tiempo van dejando que sean “ellos quienes decidan y manjen ni más ni menos que la nutrición, la cúal o te brinda salud o todo lo contrario”. Las compras la hacen los adultos, no el niño.

Para muchos padres, es una tarea difícil de llevar, pero es necesaria y hay que ir con tiempo y paciencia. Y sobre todo NO delegar esa “tarea difícil” a los comedores escolares, no es su función educar a los niños en cuanto a alimentación se refiere, si no la de brindarles un servicio “tipo restaurante”.

Desde que trabajo en cocinas de restaurantes, recibo comandas de camareros con “pedidos especiales”. Aunque no estén escritos en la carta, llueven los pedidos de: “espaguettis con tomate o una hamburgesita con patatas” o “algo que puedan comer los niños”, como si no pudieran comer la comida que comen los padres, como si ésta fuera de otra galaxia!! Osea, si un niño no puede comer un poco de pescado, pollo con ensalada o una pasta rellena hay algo que está realmente mal. Pero no es tu culpa, nos atiborran de publicidad engañosa, de promociones o falsa información y caemos una y otra vez en la misma trampa; pero sí es tu responsabilidad salir de este caos en donde está inmersa toda la familia.

Hay que tener muy presente, que los niños son el reflejo de los padres. Los criamos y educamos a nuestra semejanza, consciente o inconscientemente. Entonces, ser cuidadosos con lo que sembramos en ellos, es el primer GRAN paso.

Para acompañarte preparé éstos 5 tips para que tus hijos coman verduras:

1- Explícales con información didactica porqué es necesario comer frutas y verduras, por ejemplo: dibuja el cuerpo humano, cuéntale sobre los órganos y las células (aunque no lo compren en el momento, recuerda: estás educando para toda la vida y un día lo comprenderán), y que hace la comida cuando entra en la boca, los distintos lugares por donde pasa y cuando sale, tambien la imprtancia de los alimentos sanos, y la diferencia entre los saludables y los que no lo son. Y todo el impacto ambiental y social que produce cada plato de comida.

2- Educa con el ejemplo, tienen que verte a tí para creérselo, así de simple. Invitalos a cocinar contigo.

3- No uses el método “premio castigo”: si te comes las verduras luego podrás comer una golosina, o si no te comes las verduras, no verás tus dibujos preferidos; una cosa no tiene que ver con la otra.

4- Evita que miren publicidad de comida insana en la Tv, los niños ven más de 30.000 anuncios al año, lo que implanta en su cerebro que “eso que ve, es lo que tiene que comer” y causalmente no hay anuncios de frutas ni verduras. Es mejor descargar en un pen drive, sus dibujos favoritos y conectarlo a la Tv, así no verán publicidades de ningún tipo.

5- Comienza intercalando una comida que le guste con otra que no tanto, ej: patatas bravas, zanahorias al vapor y calabacines en tiras para untar en un paté de garbanzos con remolacha. El secreto está en las salsas que disimulen el sabor, en las porciones pequeñas ideales para comer con las manos, en los recipientes pequeños, de colores y formas distintas; y en la presentación.

Prueba comenzar con uno o dos tips, verás como al poco tiempo van aceptando comer sin problemas, pero ¡ojo! ¡¡no te agobies tú antes que ellos!! y recuerda que el adulto educador eres tú 🙂

Cuéntame, que verdruas o frutas no le gustan a tus niños y como intentas dársela. Me encantará ayudarte.

Un abrazo

Veronica

 

4 comentarios

  1. Iziar dice:

    Yo tengo una nena de 2 años y medio, solía comer de todo pero ahora a muchas comidas dice q no. He pensado que puede ser la conocida etapa de negación y la quiero respetar pero me encanta la idea de aprender a poner ideas divertidas en la mesa y así darle la oportunidad….x ejemplo las verduras de hoja cocidas espinaca, acelga no las pasamos ninguna de las dos((:)) pero yo me las como crudas en ensalada, ella ahora acepta pepino, tomate, zanahoria..y canonigos…paro de contar…..como el contexto lo es todo, yo soy ensaladera a tope y estoy haciendo la transición a ser vegetariana y me encantaría encontrar buena info sobre niños casi vegetarianos. La pediatra casi se asusta al comentarle….jeje. en casa también vive papá carnívoro a tope y q poco a poco va entrando con mi hummus….y mis panes pero le cuesta y el hermano de 18 años que cuanto más veggie quiero ser yo más carne quiere el…jaja!! Pero reconoce a su comida favorita es la ensalada!!! Asiq otro en etapa de rebeldía….les
    mando un gran abrazo a ambas Sáhara y mamá y les doy las gracias desde ya por acercarnos todo este trabajo que hacen y que puede ,y va, a cambiar la vida a muchas personas!! Gracias!! Iziar desde Pamplona

    • Veronica Shaiq dice:

      Iziar querida! que lindo recibir tu mensaje, estás haciendo un gran trabajo con tu familia, aunque aún no lo puedas ver, te lo puedo asegurar.
      Hay que ir con calma, naturalidad y perseverancia, llega, el momento llega.
      Con respecto a tu nena, es un proceso normal que se llama NEOFOBIA ALIMENTARIA, que lejos de ser un capricho de “no quiero esto”, es “miedo a probar algo y que me haga daño o no me lo pueda tragar de lo feo ;)”, sucede y en varias etapas de la vida de un niño, adolescente y hasta te diría de muchos adultos jeje. Lo importante, es seguir ofreciendo la comida y tener claro que en la niñez es cuando las papilas gustativas se van “desarrollando, acomodando y definiendo, entonces cuantos más alimentos tenga disponible más posibilidades tendrá de ampliar sus gustos (y nutrientes, claro). Error en el que suelen caer muchos padres: es que no me come otra cosa y termino dandole lo de siempre “macarrones con queso, carne…”, tengo miedo de que tenga carencias de nutrientes y le suceda algo. Ningún niño “con comida disponible” ha muerto de hambre hasta ahora. ¿El niño salta, corre, juega…? Entonces, está bien y cuando tenga hambre comerá lo que preparamos en casa. Es cierto que tambien es dificil cuando la mitad de la familia come otra cosa, pero ahí está el secreto: que el cambio sea en familia, y ese tema es justamente uno de los pilares de la masterclass que daré en unos dias, y de como lograrlo. Te invito a apuntarte si aún no lo has hecho.
      Mi hija practicamente nació vegetariana y he tenido que hacer en máster mas o menos para que no se me escapara ningún detalle y es lo que comparto con las familias.
      En conclusión, te recomiendo que sigas ofreciendoles comida vegetariana tanto a la niña, al adolescente y al marido 😉 (si yo pude convencer al mio, jugador profesional de rugby super carnivoro, cualquiera puede hacerlo, jejej); trata de mejorar la presentación, las porciones mejor pequeñas, las espinacas en batidos se las comen sin saber que es, el la seccion RECETAS del blog, tienes una receta infalible.
      Os envio un fuerte abrazo, y gracias por compartir vuestra historia.

  2. Monica dice:

    Hola! he leído tu articulo y me ha gustado mucho, me has dado unas ideas que las pondré en practica. Si que es verdad que yo les digo esta verdura es muy buena para la vista, esta es buena para respirar mejor, para la tos viene bien esta verdura pero me falta algo que al ver la imagen que tienes del pimiento, la berenjena y la alcachofa les haré con cartulinas los dibujos y los relacionare con los beneficios de nuestra salud, lo de los recipientes pequeños y de colores si funcionan jajajaj genial!
    Gracias!

    • Veronica Shaiq dice:

      ¡Hola Monica!
      QUe bueno que te haya servido el articulo, son recursos fáciles y eficaces. Hay que ingeniarselas para educar con amor pero tambien con consciencia, y la alimentación es un reto para todos nosotros los padres jejej
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *