Porqué activizarte?

Volverte activista no significa que te vuelvas loco, dejes tu trabajo y te vayas a algún país lejano a impedir que deforesten un bosque. Ser un activista consciente, es ni más ni menos que dejar las quejas y comenzar a ponerte en acción. Hay cientos de miles de causas en las que puedes participar. En este espacio como está, dedicado a la alimentación en general, profundizaré en ello. Pero recuerda que no son las únicas causas que necesitan gente como tú.

Quizás lo más importante a la hora de decidir provocar, acompañar y vivir un cambio, es comenzar por ti mismo.

Si no te dedicas a mejorar tú “pequeño mundo”, tu día a día, tus elecciones. No tendrá sentido salir a contarles a otros lo que deberían hacer, si tú aún no lo has hecho.

Es necesario, es útil, urgente y hasta imprescindible que te pongas en acción, que te activices!

Porque todas absolutamente todas las causas que andan por ahí te incluyen, aunque lo desconozcas, aunque lo ignores, o creas que eso está muy lejos de tu realidad, de tu país que eso no te pertenece. Cuando al fin caes en la cuenta de que vives en el mismo lugar en donde andan pululando todas esas causas, el planeta tierra. Ni más ni menos sobre el cual vives.

Activizándote puedes lograr:

  • dejar de financiar sistemas injustos, desiguales, que abusan de personas, poblaciones, animales y del planeta
  • recuperar tu soberanía y la de otros pueblos
  • liberar de sufrimiento y crueldad a millones de animales
  • detener las fumigaciones, deforestaciones y saqueamiento de los recursos naturales
  • gozar de salud, al ingerir alimentos y productos libres de agrotóxicos
  • que las distribuciones sean más equitativas
  • que no haya sitio para la corrupción
  • que se reactive la economía de comercios y mercados locales
  • que se reduzcan las emisiones de CO2 debido a la agricultura y ganadería intensivas
  • que se respeten incluso a los animales de los océanos
  • que se vuelvan a producir alimentos con métodos ancestrales y tradicionales
  • ayudar a  disminuir la pobreza en el mundo
  • que las personas tengan una mejor y accesible alimentación en todas partes del mundo

Entre cientos de otros logros!

activismo

Cuando decides consciente o inconscientemente cambiar algo, comienza el baile…

Te agarras la cabeza y te sumerges en la pura y dura realidad. Te acabas de enterar que todo lo que ocurre aquí, allí o al otro lado del mundo, es parte de lo mismo. Que tarde o temprano te afectará a ti o a los tuyos o a alguien que quizás conoces. Comienzas a comprender que no puedes escapar de lo que es, de lo que hay. Que no debes escapar, que todas esas causas necesitan gente como tú, así despertando. Poniéndose manos a la obra aunque sea para hacer un clic y firmar una petición. Eso te llevará a otro clic, pero este será más seguro, más activo.

Cuando tomas el carro del supermercado y recuerdes todas las causas de desigualdad, explotación de los recursos naturales, lo que contaminas  y destruyes con tu decisión al poner un producto  en ese carro…Terminas saliendo con él, completamente vacío.

alimentos toxicos

Y ahí está tu primer gran paso! Comienzas a averiguar dónde comprar alimentos sin químicos, a personas reales de carne y hueso, con nombres e historias y comienzas a sentirte todo un héroe!

Has cambiado algo muy importante y eso hace eco en otras partes del mundo, en otras personas, en otras poblaciones. Hay unos que comienzan a ser libres, otros que dejan de ser fumigados, otros que dejan de ser torturados y tratados como maquinas de producción, otros recuperan su dignidad. En fin, el plato que acabas de poner en tu mesa, está libre de crueldad, de sufrimiento y no se ha tenido que dañar a nadie para que esté ahí, listo para que lo disfrutes.

Y cuando decides participar en una causa en concreto, como defender la soberanía que tiene la sociedad de alimentarse de manera saludable, respetuosa y sostenible, ya se oyen los bombos y platillos!

Sigues manteniendo tus elecciones, participas y vas recuperando tu poder. Hasta que llega el día en que al fin te terminas de enterar que estás dentro de la Matrix; esa que maneja el mundo entero, que se rige por poder y dinero. La que no diferencia entre un niño, un anciano, un enfermo, un animal o el plantea. Que no tiene límites aparentes. La que está llenando sus bolsillos de dinero y su ego de poder, manipulando a las masas y claro también a ti. Hasta ahora; porque acabas de comprender que el límite de todo ese sistema enfermo, eres tú. Si absolutamente tú. Aunque aun no te cierra del todo la idea. Apagas esa vocecita que te dice que te estás volviendo loco! Y zas! Te sientes dispuesto a probar, a experimentar que se siente recuperar el poder y marcar el límite. ¡Despertar!

Y al fin, puedes dar ese respiro liberador!

Después de cientos de vidas, años y tantas veces haber bajado la cabeza y aceptado sin más, la realidad en la que estabas inmerso como individuo y sociedad.

Y ya nada vuelve a ser igual. Tu vida cambia por completo. Eres consciente de cada decisión que tomas, de cada paso que das. Y eso querido, te vuelve loca y completamente LIBRE Y FELIZ!! Y esa libertad te puedo asegurar que se contagia!

Y acá en este texto, ambos nos encontramos haciendo lo mismo. Activándonos para mejorar nuestras vidas, la de los demás seres vivos y del planeta tierra. Y si…ya casi tienes tu súper poder que dice: BASTA, hasta aquí llegaron. Ya recordé quien soy, ya sé toda la verdad. Y estoy dispuesto a usar mis súper poderes cada vez que sea necesario, ahora y para siempre!

Activizarte, es tomar las riendas de tu propia vida, y del sitio en donde vives, es volver a respetar, recordar quién eres y a que has venido a este mundo. A disfrutarlo, no a destruirlo.

No importa tu sexo, edad, color, religión o cultura, activizate!

Festeja tu despertar y compártelo!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *