FILOSOFIA

Antes de comenzar quisiera dejarte claros algunos conceptos que te servirán para comprender en profundidad esta filosofía.

 

ALIMENTACION COHERENTE: es un proceso donde la compra, elaboración y transformación de alimentos puros y naturales se realiza en coherencia con la salud, el bienestar de las personas que los producen, libres de sufrimiento, sin afectar a regiones o personas vulnerables ni al planeta.

TRUEFOOD: es comida de verdad, hecha con materias primas de calidad, proximidad, temporada y en lo posible ecológicas, sin la utilización de productos ultraprocesados ni artificiales. Elaborada en casa, con nuestras propias manos y nuestras recetas tradicionales.

SOBERANIA: es el derecho a la libertad que tienen las personas de acceder a alimentos nutritivos, producidos de forma sostenible y respetuosa. Y a decidir su propio sistema alimentario.

Mi fórmula

ALIMENTACION COHERENTE + COMIDA DE VERDAD =

SALUD + LIBERTAD =

MEJOR CALIDAD DE VIDA

 

 

En la actualidad vivimos una gran confusión en relación al significado de una alimentación saludable. Esa confusión, en parte provocada por la industria de la alimentación, el colectivo científico a favor de la industria farmacéutica, medios de comunicación/marketing y por políticos corruptos. Quienes han llevado a nuestra sociedad a dudar de sus propias capacidades como individuos y seres inteligentes, lo cual ha convertido nuestras vidas en una total “dependencia de éstos sistemas”, que nos enferman y luego nos ofrecen la supuesta solución; nos hacen creer que todo lo que vivimos es por mala suerte, genético o bien por el estrés; dicho sea de paso provocado por los mismos sistemas: educación y empleo de “maquinas humanas” que con su gota de sudor de cada día dan más y más riquezas a los bancos que hipotecan nuestro futuro y el de nuestros hijos. Todo esto, agregado a lo que el marketing de las empresas hace para seducirnos a consumir en exceso, aunque no tengamos para pagarlo o sean cosas que no necesitemos, como es habitual. Aún así, seguimos creyendo que somos libres de elegir lo que queremos para nuestras vidas, los alimentos que consumimos, etc. Y esa libertad entre rejas, un día me cansó. Y decidí buscar alternativas para salir de este espiral interminable…

Y lo que descubrí, es que perdimos la intuición de lo más básico de cualquier especie: EL INSTINTO DE SUPERVIVENCIA. Ese que miles de veces a lo largo de nuestra historia como humanidad, nos protegió, nos resguardó y nos dio alimento. Nos vendieron que somos inútiles como si eso fuera divertido “no tengo idea de cómo se hace un arroz hervido”; que no tenemos tiempo “trabajo todo el día no tengo tiempo para cocinar”; que no sabemos qué hacer cuando nos duele algo “ le di un paracetamol y como no le bajó la fiebre lo tuve que llevar a urgencias”; no sabemos cuando un alimento es saludable o no “mi hijo come bien y de todo; todas las mañanas desayuna sus cereales de chocolate con leche, almuerza una tosta con jamón y queso, una hamburguesa con patatas y un tomate y de postre un danone de frutas; merienda zumo de frutas de los dinosaurios y unas galletas maria y cena nuggets de pollo con puré instantáneo, todo acompañado de agua saborizada”.

Hasta aquí hemos llegado, así de esta manera y descontrolados. Ahora buscamos un poco de equilibrio y que sucede? Hay mucha información, muchas teorías, mucha gente hablando, recomendando…Y al fin, hasta ahora no sabemos qué hacer. Que si me hago vegano no voy a tener vitamina B12, que si me hago crudivegano no voy a poder tomar nada caliente, que haré en el invierno?, que si la dieta paleo…voy a hincharme a colesterol y grasas…Y seguimos esta rueda de la desinformación.
Por ello, en principio quiero proponerte que no me creas NADA de lo que digo… Sí, absolutamente nada.

Observa, piensa, INVESTIGA y sobretodo EXPERIMENTA que es lo que mejor te sienta a ti, pero sé sincero, sin creencias ni mitos que hayas aprendido. Aprende cosas nuevas.

En los tiempos que corren definir una alimentación saludable es complicado porque si bien hay parámetros bien definidos como que el consumo habitual o diario de carnes y sus derivados afecta exponencialmente a nuestra salud* y que nuestras emociones influyen profundamente. Hay otra parte de la que se habla poco o bien está como desconectada de “los estilos de vida saludables o dietas”, como lo es el origen de los alimentos (más allá de que sean ECO), y lo que sucede detrás de la adquisición de esos alimentos, la contaminación y el medioambiente.

Para que una alimentación sea realmente saludable creo profundamente que es fundamental el origen de esos alimentos, su producción y el respeto a la tierra (la cual si se trata de manera respetuosa regenera sus recursos en nutrientes y nos lo devolvuelve através de los alimentos), y luego cocinar esos alimentos para COMER COMIDA DE VERDAD. Dejarnos de esas bebidas vegetales desabridas, de esas galletas de arroz más secas y aglomeradas que un telgopor, esos fideos noodles que parecen de goma, esas sopas de miso…Y volver a cocinar nuestras recetas!
Según mi punto de vista, sin esa base no podríamos usar términos  como “saludable” así porque sí.

Porque digo esto?
Porque no es lo mismo una hamburguesa vegetal ecológica fortificada con vitaminas, envasadas al vacio (apelmazadas al vacio) con una ensalada ya lavada y cortada envasada desde hace unos 3 meses proveniente de Portugal; que una hamburguesa con vegetales de la huerta de un productor de mi zona, recién cortada, salteada, bien condimentada y cocinada en una sartén con un hilo de aceite y servida junto a una ensalada de mi balcón, recién lavada y preparada.
A eso hay que sumarle, que cada persona tiene una necesidad en particular, eso implica no solo su condición física, si es un niño, una mujer o un deportista; sino también donde vive esa persona, no es lo mismo una que vive en Rusia que otra que vive en el Caribe, la primera quizás tendrá dificultad para vivir a base de solo vegetales de temporada ya que las Tº son de hasta -50º C, mientras que a la otra le resultará más simple y accesible. Y también sus circunstancias, como vive, que ingresos tiene, a que se dedica y finalmente que enfermedades padece.

“Cada persona es un mundo, y ese mundo tiene que ser explorado antes de hacer disparates con la alimentación”. Como mencioné antes, podrá beneficiarte, eliminar carnes y sus derivados pero si cocinas y combinas mal sus alimentos vegetales ( y no vegetales), tarde o temprano tendrás diversas carencias nutricionales, que probablemente te generen algún malestar y que tranquilamente podrías evitar.
Después de haberte dado una breve (juro que breve) síntesis del sistema que parece sacado de una película de Tarantino. Quiero contarte cual es mi filosofía para llevar una alimentación y vida saludable sin desnutrirte ni hacer daño en el intento.
Para mi es de principal importancia ser coherentes a la hora de decidir qué camino tomar, ya que eso te dará como resultado: un estilo de vida. La cual  debería conllevar una responsabilidad de nuestra parte para con nosotros mismos, con las demás personas, los animales y el planeta.
Comprar productos de producción local o proximidad y que éstos sean naturales, de calidad y de temporada te permite transformarlos en alimentos y esos alimentos se transformarán en comida y esa comida se transformará en nutrientes que llenarán de energía y salud a tu cuerpo. Y sabes qué? En el transcurso de esa transformación hasta tu plato, no ha muerto nadie, no has desplazado de sus tierras a nadie, no has arruinado el comercio local, no has generado residuos por lo cual no has dañado ni siquiera al planeta y como si todo esto fuera poco, aún hay más: te soberanisaste del sistema actual de alimentación, producción y distribución. Fuiste parte del cambio! El poder está en tus manos.
Si cada día haces esto, verás lo lleno de energía que te encuentras y lo mucho que economizas, los pocos recursos que utilizas y lo maravilloso de hacer comida con tus propias manos!
La satisfacción de llenar con tu energía una comida, me recuerda a las comidas de las abuelas! Y la filosofía de alimentación coherente y TRUEFOOD, trata de todo lo que te conté hasta ahora y de “recuperar las recetas tradicionales de nuestra cultura y darles la versión más saludable y vegetal”. Porque juntos podemos lograr cambiar todo aquello que actualemente no está bien pero el principio del camino empieza por ti y en tu plato!

Recupera tu alimentación, tu libertad y tu salud. Estás a solo un paso! Y sabes qué? Yo estaré ahí acompañandote!

 

Con cariño

”Fuentes”